lunes, 31 de agosto de 2020

Revisando la Crisis del Coronavirus (Yamada Ryôun)

                                                Yamada Ryôun

                             Revisando la Crisis del Coronavirus

 En el número anterior dije en mis comentarios iniciales: “El nuevo Coronavirus (Covid-19) se está propagando ferozmente”. En esta ocasión no puedo evitar decir: “El nuevo Coronavirus (Covid-19) continúa su propagación ferozmente.” Las estadísticas de todo el mundo a finales de abril eran: 3 millones de infectados y 250.000 muertos.

A finales de julio más de 17 millones de infectados han sido confirmados con un total de muertos cerca de los 700.000. En los Estados Unidos a finales de abril las infecciones alcanzaron los 1.1 millones con un total de muertos que excede los 150.000. En un solo día, el del 22 de julio, los Estados Unidos reportaron un total de 68.000 nuevas infecciones. En lo que respecta a Japón, a finales de julio los infectados rondaban cerca de los 40.000 mientras que el número de muertes se fijaba en 1.008. Comparados con las cifras mundiales parece bastante bajo, pero el 31 de julio Tokio estableció un récord de 463. Esta tendencia de romper récords ha sido continúa. No es solo en Tokio, pero parece que en todo el país las infecciones de Corona han empezado una nueva fase. Al mismo tiempo en medio del Corona virus, la incertidumbre política y económica en el mundo está aumentando. Más aún, con el trasfondo de las disputas sobre las causas y orígenes del Corona virus, así como con la aprobación de las nuevas leyes de seguridad para Hong Kong, el desacuerdo político y económico entre China y los Estados Unidos y también de los países europeos se está acalorando. Añade a éstos el problema de Corea del Norte, las próximas elecciones presidenciales en noviembre en Estados Unidos, y uno debe decir que la situación global se ha complicado bastante. Las economías locales decaen tras la ratio de recuperación a nivel mundial. En Japón muchas compañías de tamaño pequeño/mediano, importantes para la economía japonesa, experimentan o se enfrentan con la bancarrota. En medio de esta situación turbulenta, ¿Qué debería de estar haciendo nuestra Sanbozen? ¿Es suficiente simplemente con las sentadas? Con el mundo enfrentándose a tan grandes problemas, en un momento de tanto sufrimiento, ¿es suficiente solo con hacer la sentada?

 Estoy seguro de que muchos de vosotros estáis preocupados por preguntas como éstas. Dejadme daros primero mi respuesta: es especialmente en tiempos como éste en los que sentarse incluso más diligentemente es la respuesta correcta. Deseo que cada uno haga su sentada aún más de lo habitual. Aquellos que suelen hacer la sentada diaria de media hora, aumentarla a una hora, aquellos acostumbrados a hacer la sentada de una hora, aumentarla a una hora y media. Claro que aquellos que tienen trabajo deben realizar sus tareas lo mejor que puedan. Poniendo más esfuerzo en el zazen invariablemente aumenta la eficiencia en el trabajo. Sin embargo, la razón por la que os estoy instando a esforzaros más en vuestro zazen en estos momentos no es para que seáis más eficaces en vuestros trabajos. Sanbozen debe de ser capaz de responder la pregunta que es la esencia de los problemas a los que el mundo se está enfrentando ahora. Y la única manera de responder a estas preguntas es por el zazen. En el número anterior de mis comentarios iniciales dije: la verdadera misión de Sanbozen es responder claramente a la pregunta: “¿Qué es realmente el Covid-19?” pero esta directiva no está limitada al nuevo Coronavirus. La esencia de todos los problemas a los que el mundo se está enfrentando está siendo cuestionada en esta pregunta. La única manera de contestar a esta pregunta es haciendo zazen, conseguir satori, continuar con el zazen, profundizar el mundo del satori, y hacerlo cada vez más y más claro. Esta es la primera razón por la que dije que en estos tiempos quiero que pongas aún más esfuerzo en tu zazen. 

 La segunda razón por la que os estoy pidiendo que pongáis más esfuerzo en vuestro zazen es más importante que la primera. La segunda razón es que haciendo zazen no solo se aclara la esencia del problema, al mismo tiempo proporciona la solución a todos los problemas. Expresado de esa manera tal vez no transmite el mensaje. Puede ser increíble, pero es un hecho. Cuando Shakyamuni consiguió su gran iluminación dijo: “Por encima y por debajo del cielo, solo yo existo.” Quiso decir que todo el universo era él mismo como una única existencia. No hace falta decir que estas palabras se aplican a cada uno de vosotros. Quiero decir que cuando cada uno de vosotros está haciendo zazen, todo el universo está haciendo la sentada al mismo tiempo. Al menos toda la humanidad en este planeta está haciendo la sentada juntos. En zazen, en la medida en que tu “te olvidas de ti mismo”, así se acerca la humanidad a convertirse en un mundo, y muchos más problemas son resueltos, y mucho más cerca está el mundo de conseguir la Paz. Además, esto no tiene nada que ver con el kensho. El que uno haya logrado el kensho o no, este resultado está asegurado en la medida en que uno cree y practica Sanbozen, esto es, el Zen de Shakyamuni. Pero no importa cuánto proponga esto, hay mucha gente que no puede creerlo. A ellos les digo: lee y repite las palabras que el Maestro Dogen nos dejó en el “Bendowa” del Shobogenzo. Espero que mi mensaje llegará a través de las palabras del Maestro Dogen:

   "Si una persona marca el sello de Buda sobre todas las funciones del cuerpo y de la mente incluso durante sólo una hora y se sienta correctamente en Samadhi, todo el mundo del dharma se convierte en el sello de Buda y todo el Firmamento Vacío se convierte en satori... Incluso si es el zazen de una sola persona durante una sola hora, que profundamente se corresponde con todas las cosas y armoniosamente se convierte en uno con todos los tiempos; es por eso por lo que cumple la salvación siempre-duradera del Camino del Buda en el mundo infinito del dharma a través de pasado, presente y futuro... Que se sepa: incluso si todos los Budas de las diez direcciones del mundo, tan innumerables como los guijarros de arena del Ganges, trataran de ejercer todos sus poderes juntos y, con su Sabiduría de Buda, medir y entender y a fondo comprender los méritos de zazen de una persona por sí misma, nunca llegarían ni siquiera a la periferia de su proyecto."

                                                                         *****

 (traducido por Ma Ángeles Herrán de la versión en inglés por Jerome Cusumano)

No hay comentarios:

Revisando la Crisis del Coronavirus (Yamada Ryôun)

                                                Yamada Ryôun                              Revisando la Crisis del Coronavirus  En el número ...