domingo, 11 de diciembre de 2016

Feliz Navidad



Estamos en la época del adviento, preparando la Fiesta de la Navidad. El Maestro Eckhart habla del nacimiento de Dios en el alma.

En la natividad de Jesús celebramos el Misterio. Pero debemos saber que no es solo recordar un hecho histórico que ocurrió hace más de dos mil años, sino que se trata en realidad de nosotros mismos: se trata de celebrar nuestra propia encarnación divina. Y esto puede suceder únicamente si huimos del ruido, entrando en el silencio interior, trascendiendo la dimensión espacio-temporal. Cito al Maestro Eckhart: <El tiempo y el espacio son partes. Pero Dios es Uno. Por ello, si el alma ha de conocer a Dios, tiene que estar más allá de tiempo y espacio>.

Mirando atrás en este año 2016 me gustaría señalar como evento especialmente importante, en el que participé, el Kenshukai de nuestra escuela Sanbô-Zen, que tuvo lugar en Alemania, concretamente en un antiguo monasterio benedictino en Baviera. Fue intensivo y enriquecedor, con mucha fraternidad entre nosotros, los 55 participantes. Hicimos una excursión al lago Kochel, visitando el Museo de Franz Marc, y al final otra excursión al precioso lago Chiemsee, rodeado de las altas montañas de los Alpes, donde se firmó en su día la Constitución alemana.


Como ya se va terminando este año, cuajado de sucesos y eventos, he escogido dos Haikus que fueron escritos para un cambio de año:

¡Oh, tiempo silencioso!
Solitario voy andando.
Solitario, pero solo no.
                                                Shiki
Buda en el campo –
                   Mira, de la ventana de su nariz
   ¡cuelga un carámbano!
                                              Issa

Os deseo una feliz Navidad y un Año Nuevo pleno y en paz.

Carmen, Baika-An

viernes, 2 de diciembre de 2016

Sesshin Rohatsu en El Escorial

 
Sesshin Rohatsu en El Escorial
del 2 al 8 de diciembre