sábado, 4 de diciembre de 2010

El Dragón que nunca duerme

Al despertarme por la mañana,
Tomo el voto con todos los seres
De estar listo para las chispas del Dharma
En flores, niños o pájaros.

Al levantarme a la mañana
Tomo el voto con todos los seres
De escuchar a quienes amo,
Especialmente las cosas que me dicen
Lidiando con cuestiones de sexo
Tomo el voto con todos los seres
De recordar los preceptos perennes:
“no dañar, no robar, no explotar”.

Abrazando a mi amante en la cama
Tomo el voto con todos los seres
De brindar paciencia y cuidado, y el gozo
De nueva vida a nuestra antigua danza.
El Dragón que nunca duerme
Versos para la práctica budista de zen
autor. Robert Aitken
 

No hay comentarios:

Revisando la Crisis del Coronavirus (Yamada Ryôun)

                                                Yamada Ryôun                              Revisando la Crisis del Coronavirus  En el número ...