viernes, 10 de mayo de 2019

Experiencia de Sesshin


Entonces donde nosotros viviremos continuamos haciendo zazen,  sólo morimos en nuestra parte histórica y nuestra energía continúa caminando hacia el infinito en una práctica de simplicidad y conocimiento directo de la energía elemental.
Un maestro nos conecta a esta simple comprensión de lo que existe y su manifestación constante desde lo ilimitado hasta nuestras manos, nuestras montañas, nuestros seres queridos. Latiendo con una indiscriminada atención para todo lo que existe,  apuntando en la otra dirección, al origen que lo hace posible y que se nos presenta incognoscible, silencioso, original.
He paseado entre las jaras florecidas, el sol tibio y la voz  de lo que no tiene límites ni forma, se me presentaba de una belleza sobria e inigualable, el olor y la luz como preciosas cualidades de lo que surge en lo profundo del Universo y aquí, conmigo: flores blancas, un sendero bajo el sol.
J.G.

martes, 26 de marzo de 2019

Trébol Sanbozen



El domingo 17 de marzo tuvo lugar por fin nuestra comida de Año Nuevo, que se había aplazado por motivos de salud. A pesar del buen tiempo primaveral que invitaba a salir al campo, acudieron muchas personas, en total veintiocho. Lo pasamos muy bien, disfrutando de las tapas en el restaurante que ya lleva varios años abriendo sus puertas especialmente para nosotros en ese domingo.
Al mismo tiempo celebramos nuestra reciente constitución como asociación: "Trébol Sanbozen" que ha nacido por la necesidad de formalizar nuestro grupo y los alquileres de nuestra nueva sala para la práctica del zen semanal los jueves. Ya hemos hechos algunos cambios y estamos muy contentos con ella, sintiéndonos allí ya como en nuestra casa.
Fue un día hermoso de convivencia de nuestra sangha, incluidos algunos amigos y familiares. Un pequeño grupo se animó después a ir al cine a ver <La Mujer de la Montaña> y resultaron interesantes las diversas interpretaciones y comentarios al final.